Vale, empezamos pero…¿Por dónde?

Ya hemos visto algunos  consejos sobre cómo tomarnos todo el proceso de organización de la boda. Pero qué duda cabe,  ponerse manos a la obra y empezar a perfilar los detalles, también os dará mucha tranquilidad.  Cuando una se pone “al tema”, las primeras dudas suelen ser… sobre por dónde empezar. Probablemente haya varias recetas y todas válidas, pero aquí os dejo mi particular “orden de factores”, que en el caso de las bodas, creo que sí que altera el producto. ¡Manos a la obra!

  • Lugar de la ceremonia y el banquete: Es, sin duda, lo más complicado. Especialmente, si queréis casaros en sábado  entre Mayo y Septiembre. Si, dentro de esa franja, sois algo flexibles con las fechas, probablemente un año de antelación será suficiente. Pero he conocido algunas parejas que, por el valor sentimental que tiene para ellos, quieren casarse un día concreto, en un sitio concreto. En ese caso,  ¿Mi consejo? ¡Reservad ya, la pedida ya llegará!

keep_calm_for_brides_large

Llegados a este punto, tenéis lugar y fecha de boda. ¡Podéis respirar tranquilos y salir a cenar para celebrarlo! Ya habéis conseguido lo más difícil.  Nosotros tardamos aproximadamente un mes y medio desde que decidimos casarnos, pero lo nuestro fue una boda organizada a distancia (hablaremos largo y tendido de ello en el blog).

  • Sigue por aquellos proveedores en los que quieras una opción específica: Este consejo puede no pareceros muy concreto,  pero cada novia y cada boda son un mundo, y eso marcará los tiempos. Me explico: Hay cientos de fotógrafos, floristas, profesionales para el video, músicos, DJs… por lo que será difícil que os quedéis sin ellos. Pero  no nos engañemos, los mejores son los que primero llenan su agenda.  Así que, una vez tengas fecha y lugar de la boda, llama a aquellos profesionales que ya tuvieses en mente. ¿Mi sugerencia del orden?
  1. Fotógrafo y video: No olvidéis que estas son “las pruebas del delito” que van a perdurar toda la vida, así que no escatiméis.
  2. Peluquera y maquilladora
  3. Florista
  4. Música en todas sus modalidades: Para la cereomonia, para amenizar el banquete, etc.

Elegiréis el menú, el repertorio, las lecturas, los anillos, las joyas, los zapatos, los regalitos a los invitados… Y lo haréis con todo vuestro amor  y llenará de personalidad vuestra boda. Pero no perdáis el foco: seréis igual de felices si ponéis solomillo o merluza, os lo prometo.

  • Extra, Extra: Todas tenemos nuestros pequeños sueños de “extras” que nos gustaría poner en nuestra boda, desde las tan de moda candy bars, photocall, detalles extra para los invitados… y miles de cosas, ¡ya está todo inventado!. Mi consejo es que dejéis todas estas decisiones lo más hacia el final posible, cuando el presupuesto esté casi perfectamente definido y veamos si hay margen o no para estos extras. ¿Un truco? Identifica a los proveedores, ten los presupuestos pedidos, y espera lo más posible para cerrarlo. Eso sí, sin poner en riesgo la fecha. 

Sé lo que estáis pensando… la organización de una boda no se resume en un post… ¡Lo sé! Pero espero que este post sea un resumen útil para cuando estéis desbordadas.

¿Y vosotras , qué orden estáis siguiendo para organizar vuestro gran día? ¡Contadme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>