Por qué sí tienes que hacer vídeo de tu boda

Últimamente me cruzo en el camino con muchas novias que me dicen que no van a hacer vídeo de su boda. Las razones que me dan son diversas, pero casi siempre  hacen referencia a que “total, ya tienen las fotos” o a que no quieren demasiada gente ajena pululando por su boda y “agobiándoles” para tomar imágenes.

Llevaba varias semanas queriendo escribir en Me Caso y Me Embarco las razones por la que yo sí creo que debéis invertir en hacer un vídeo de vuestra boda, pero hoy ya no he podido resistirme más al recibir la versión final del de la nuestra. Tras haber llorado como una idiota viéndola (lo confieso), vamos a repasar qué cosas os dará este formato que son insustituibles:

  • Cero momentos perdidos:  Los novios se pierden muchos momentos de su boda inevitablemente, pero en concreto la novia se pierde uno importantísimo: La entrada de su futuro marido a la ceremonia acompañado de la madrina.  Ese momento es mágico, ver sus nervios, sus emociones reflejadas en su rostro… Pero, si no lo grabas, no podrás verlo, puesto que tú no has llegado aún a la boda.  Puedes fotografiarlo, pero no apreciarás su gestos o su forma de andar, de la misma manera. Tampoco podrás ver otros momentos como la llegada de los invitados, o apreciar los gestos de los mismos durante la ceremonia en la que… ¡Estamos de espaldas! 

Cinema icons

 

  • Recuerdos garantizados: Si hace pocos meses que habéis contraído matrimonio, todo está todavía muy fresco en la cabeza. Pero la idea es que el vídeo os refresque la memoria dentro de 5, 10, 15 o 20 años, que os sirva para revivirlo todo. Por muy buenas que sean las fotografías, ¿Cómo van a reflejar el contenido exacto de esa lectura especial de tu hermana, tu mejor amiga, tu madre o tu futuro marido que te hicieron en la ceremonia? Es absolutamente imposible.
  • Parece que estuvieras allí: Inevitablemente, hay gente muy especial que se va a perder tu boda. Porque incluso aunque tengas la suerte de que el 100% de tus invitados puedan asistir, ¿No te gustaría, en un futuro, poder hacerle sentir a tus hijos casi casi como si hubiesen estado en directo? O a esos abuelos que están un poco mayores y no han podido ir, que de esta forma pueden ver vuestras caras, gestos, esas manos que se cogen.
  • ¡No tiene inconvenientes! Os lo prometo y os lo demuestro: Si son verdaderos profesionales, no notarás que están allí, irán vestidos muy discretamente y no molestarán nada al curso de la ceremonia, se adaptarán ellos a ti y no a la inversa.  Además, actualmente hay formatos muchísimos más modernos que ya no recuerdan a esos vídeos casposos y aburridos, sino que son auténticas películas cuyo argumento es vuestra boda.

Nosotros lo hicimos con el equipo de Miramemira, una agencia de comunicación audiovisual con un campo de trabajo mucho más amplio que las bodas, incluyendo el mundo del arte o de la ficción, que nos han hecho una auténtica película de 55 minutos de nuestra boda. El día B casi casi no nos enteramos de que estaban allí, todo fue muy cómodo, hemos podido hacer comentarios y modificaciones hasta que todo ha estado a nuestro gusto, y además de tener las copias en DVD, nos lo han subido protegido a Vimeo para poder compartirlo online con familia y amigos, ¡que lo agradecen muchísimo!

Sí, el vídeo es un desembolso más, pero lo que nos hemos podido” reirllorar” (nuevo verbo que seguro que las que os habéis casado entendéis muy bien)  viendo todas las caras y gestos nuestros y de nuestros invitados en el trabajo hecho por Miramemira, no tiene precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>