Los zapatos sí importan

¡Feliz día del Carmen a todas! Hoy es un día de muchas felicitaciones, y en muchas localidades, festivo. Pero en muchas otras es un día estupendo para ir de compras a elegir los zapatos para nuestra boda. “Si los zapatos no se ven, no estoy nada preocupada” os oigo decir a muchas. Pues vengo, precisamente, a desterrar este mito.

Los zapatos de la novia se ven mucho más de lo que una se imagina cuando una planifica su boda.  Habrá muchos momentos en los que, incluso, sean casi protagonistas: baja del coche, sube al coche, sube una escalera, siéntate a comer, levantarse el vestido para bailar, las amigas quieren ver la liga, las amigas quieren ver los zapatos en sí mismos… Los zapatos se ven en muchísimos momentos de la celebración, y os aseguro que tendréis más de una foto en la que destaquen (y si a vuestra fotógrafa le encantan los zapatos como a mi querida Rosa Taboada, más aún).

A mí me costó encontrar zapatos casi más que cualquier otra cosa, porque los quería de novia (no de fiesta), pero de tela (no de piel). Y tampoco quería gastarme 500€ en ellos, que al ser de “novia, novia”, pues mucho uso no les iba a dar. Después de mucho recorrer, finalmente me enamoré de unos de Pura López de 190€, que podéis ver en la foto, y estuve absolutamente encantada.

Noire et Blanche_Boda_Hostal de los Reyes Católicos_020

Sé que para gustos hay colores, pero os dejo algunos consejos que pueden ayudaros:

  • Comprad un buen zapato:  Esto es mucho más importante que cualquier otra consideración estética. Tiene que tener una buena horma que no maltrate vuestro pie, son muchas horas encima de ellos. No hace falta gastarse una barbaridad, pero todas sabemos que hay sitios que hacen las hormas tan mal que parece intencionado. 
  • ¿La altura? A la que estéis acostumbradas: Yo llevé zapatos de 11cm (con un poquito de plataforma, eso sí), pero los aguanté perfectamente porque llevo tacones a diario. Pero si vas siempre con zapato plano, calzarte semejante tacón el día de tu boda será un gran error.
  • Que no se mate con el vestido: Comprar los zapatos cuanto antes en algún sitio que admitan cambios o devoluciones, y llevadlos a las pruebas del vestido. Lo de ir a comprar los zapatos con un trocito de tela del vestido ayuda, pero la impresión general no te la llevas hasta que tienes todo junto puesto.  ¿Que queréis zapatos de fiesta y no de novia? Perfecto, pero ojo con que los tonos combinen.
  • Cuidado con los colores: Personalmente, creo que puede quedar bonito meter color en los zapatos, pero hay que pensarlo muy bien. Un rosa pálido, un plata, bronce…  no pasan de moda.  Llevar los zapatos rosa fucsia puede ser algo de lo que nos arrepintamos con los años. Simplemente, hay que meditarlo bien :)

Después de mucho mirar, a mi las firmas que más me convencieron fueron Pura López, Pronovias (que tiene zapatos),  la selección que hacen en El Tocador de la Novia,  algunos modelos de tiendas específicas en Madrid como Di-Dom, y los zapatos a medida que hacen en Fanjul (también en Madrid).

¿Y vosotras, dónde os habéis comprado los zapatos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>